Hospital en Genova, Italia
Este perro ha sido admitido para festejar la recuperación de su cuidadora.

San Martino di Genova.
2012-07-11

GENOVA - Hospital que deja estar al perro en los pasillos para que pueda ver a su apenas recuperada dueña. El animal en regla con todas sus vacunas ha tenido acceso. La historia sale en un periódico local. Ayer Athos, un mestizo de nueve años con mezcla de sangre de raza Rottweiler, ha estado acompañando en el reparto de cirugía "far festa alla sua padrona", que no veía desde el 16 de junio.

 

Entre la sorpresa de los demás pacientes, el mosquetero de 4 patas y 45kg de bondad, ha estado tan feliz y contento que casi la hace caer de alegría, mientras lo abrazaba y lloraba de alegría al verle. «Mi gran deseo al despertar era ver a mi perro y al final me lo han concedido. Doy mil gracias al veterinario que ha tenido a mi perro Athos en condiciones para poderse cumplir esta alegría que siento, esto ha sido también gracias al médico y enfermeras, doy las gracias a todos!. Se habla que hay mala sanidad, pero aquí encontré un ambiente lleno de humanidad y civismo».

 

Athos es un perro que presta atención social. Junto con su dueña es voluntario en protección civil, adiestrado para encontrar a personas desaparecidas. Ha estado trabajando en el terremoto de la provincia de Abruzzo y tendría que haber ido al terremoto de Emilia, pero las condiciones físicas de su dueña no eran óptimas y fue ingresada. Por lo menos ha podido ver y abrazar aunque sólo por algunos minutos a su dueña y amiga, que ni ella imaginó que podría abrazarlo allí en el hospital y mucho menos verle.


Athos y su ama.
Athos y su ama.