UnaChina, salva a una recién nacida abandonada
China, salva a una recién nacida abandonada

Esta perrita mama, encontró  a una bebé recién nacida abandonada por su madre inmediatamente después de haber sido alumbrada, ocurrió en Argentina.

 

El bondadoso instito de la perra, la condujo a socorrerla y se la llevó a su refugio, donde cuidaba de sus seis cachorritos recién paridos. Le dió a la bebita, al igual que a sus crias, calor y cobijo, evitando de esta manera que la niña sufriera una hipotermia que habría sido mortal para ella y así, la mantuvo  protegida en su humilde guarida, con igual mimo e interés que por sus propios cachorros.

Todo sucedió en un descampado de una zona humilde del Gran Buenos Aires. La bebe que nació pesando casi 4 kilos, fue abandonada en el descampado desnuda. En el momento de su rescate, la niña, no presentaba marcas de mordeduras, apenas unas escoriaciones leves, por lo que se presume que la perrita la habría arrastrado unos 50 metros, hasta su refugio. El llanto de la niña y los ladridos de “China” alertaron al dueño de la perrita, un “quintero” (persona que cuida una quinta, que es un huerto grande, en Argentina) que se apresuró a cubrirla con una manta y llamar a la policía.

La “madre” de la bebe, fue ingresada en el hospital al día siguiente, según dicen “en un estado de shock emocional”. Tiene 14 años, aparentemente no tuvo ningún control durante su embarazo, dio a luz sola, y abandonó a su hija, para volver a su casa como si nada hubiera ocurrido.

Esperemos que esta nueva lección de verdadera humanidad de la  perra "China", haga abrir los ojos a quienes aún maltratan y abandonan a los animales e incluso se atreven a afirmar que ELLOS, no sufren.

La realidad nos muestra, que una niña abandonada como suelen hacer muchas veces los humanos con los cachorros perros, se ha salvado gracias a “China” una perra digna de mención.
 

El labrador Jack, de 10 años de edad, vive con sus dueños en Potters Green, Coventry y perdió la visión hace unos tres años.

Sin embargo, este desafortunado incidente no tuvo casi ninguna influencia sobre su capacidad para disfrutar de la vida y el animal continuó sus actividades de siempre.

Además, Jack logró impresionar recientemente a un grupo de jueces que lo convirtieron en campeón oficial en deportes acuáticos.

El perro logró determinar y recuperar varios elementos del agua, desplazándose con una impresionante agilidad.

"La verdad es que me sorprendió cuando ganó y es espectacular que sus logros finalmente son reconocidos", dijo la dueña de Jack, Margaret Simpson.

Escrito por: Mariluz Clavería Lastra