El lobo y el burro
El lobo y el burro

El 9 de mayo del 2007, en las montañas del norte de Albania, cerca de la ciudad noroccidental de Patok, un lobo fue capturado y encerrado en un corral, con la idea de que sirviera de atracción turística. Para darle de comer, sus captores decidieron ofrecerle “alimento vivo”, es decir, un asno viejo que, habiendo sido explotado durante toda su vida por sus dueños, ya no tenia valor para ellos. Nadie esperaba ver lo que sucedió después.

 

Los dos animales, prisioneros de hombres crueles con deseos de posesión y egoísmo, hicieron algo inesperado. El lobo miró a los ojos del asno y el pobre burro hizo lo mismo. Ambos se hicieron amigos. Porque en un mundo dominado por la codicia y la apatía de los hombres, los títulos de presa y depredador ya no tienen sentido. Una maravillosa amistad se desarrollo entre dos almas, víctimas de la misma maldad, sólo posible gracias a emociones que no somos capaces de entender.

 

Más de 12.000 personas escribieron al Gobierno de Albania pidiendo que intercediera para proporcionar al lobo y al viejo burro la libertad y una vida digna. La historia contó con la cobertura de la televisión albanesa y bajo la enorme presión del público, los dos animales finalmente fueron liberados.

 

El artículo original menciona que el burro vive ahora felizmente en una pradera verde, por la que el lobo pasa a veces a visitarlo.